Elsa González: “La no racionalización horaria fomenta el que sólo una de cada cinco mujeres figure en puestos directivos”

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), Elsa González, ha ofrecido el respaldo de su organización a lo que ha calificado como “un gran pacto” que la sociedad “debe exigir” *entre los responsables de las empresas informativas y la Administración para racionalizar los horarios, destacando “el papel fundamental de los medios de comunicación en el cambio de usos y costumbres”.

González ha hecho estas declaraciones durante su comparecencia, esta mañana, a petición de la diputada de CiU Lourdes Ciuró, en la Subcomisión para el estudio de la racionalización de horarios, conciliación de la vida personal, familiar y laboral y la corresponsabilidad. La presidenta de la FAPE ha destacado que una etapa de crisis como la actual, que impide el crecimiento de los salarios, “es un buen momento para racionalizar los horarios” y ha recordado que “editores y Administración deben implicarse en este aspecto, porque la flexibilidad no es sólo cosa del trabajador”.

Elsa González ha explicado ante la Subcomisión que “los horarios de un periodista son ilimitados, la ausencia de tiempo libre es un clamor y el abandono familiar demasiado frecuente”. El Periodismo, ha dicho, es una profesión vocacional, “pero ni vocación, ni disposición, ni competencia están reñidas con la racionalidad. La familia también es patrimonio del periodista”.

En este sentido, la tecnología facilita las cosas puesto que, hoy en día, “desde casa podemos resolver muchas cuestiones” y “los horarios sin fin y las guardias presenciales no aportan mayor calidad al trabajo”. En esta nueva era “adecuar el periodismo y la comunicación, en general, a la conciliación irá en beneficio de la sociedad”.

En su comparecencia, González ha asegurado ante los diputados que forman la Subcomisión que “debemos convencer a los editores de que trabajar más horas no es sinónimo de mayor eficacia” y ha puntualizado algunas de las reivindicaciones de la FAPE respecto a la conciliación, como alcanzar unos horarios similares a los que ofrece la profesión en otros países de Europa, rechazar las convocatorias de prensa de los partidos políticos en fines de semana, eliminar las que se realizan a partir de las 17:00 horas o suprimir las guardias presenciales. Además, ha hecho un llamamiento a los editores “a respetar los turnos de trabajo y reducir unas jornadas que invitan al parón laboral al mediodía para continuar por la tarde, con el consiguiente coste económico para la empresa. Una racionalización de horarios ahorraría dietas, gasto de comida, calefacción, luz, etcétera”.

Por último, Elsa González ha querido hacer una llamada sobre el perjuicio que la irracionalidad horaria en el periodismo supone, en concreto, para las mujeres que lo ejercen. “Suelen ser las más perjudicadas por estas jornadas maratonianas. Las renuncias al ejercicio y al progreso profesional casi siempre tienen nombre femenino”, ha puntualizado tras recordar que apenas figuran mujeres en el staff directivo de los medios de comunicación, pese a que en las facultades de Periodismo son el 60%, y que los porcentajes son aún más “vergonzosos” en los consejos de Administración, “donde es posible no hallar ninguna”.

Esta entrada fue publicada en FAPE, MPM, Noticias. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.