“Periodista, un término femenino y una profesión de desigualdades” (Texto de Concha Raga)

PERIODISTA, UN TÉRMINO FEMENINO Y UNA PROFESIÓN DE DESIGUALDADES.

Con una brecha salarial de un 22% y la barrera de la conciliación, la mujer sigue siendo en pleno siglo XXI una trabajadora excepcional a la que, hay que continuar lamentando, no se le reconoce el mérito y la capacidad (sólo se calibra la cuota en actividades puntuales) a la hora de la promoción interna de las empresas.

Si la regla general es ésta, en  el ejercicio de la profesión periodística el panorama de la mujer es mucho más sombrío. Periodista se escribe en femenino, sin embargo, es una profesión de profundas desigualdades.

Mientras cerca del 70% de los puestos de trabajo en las redacciones de los medios de comunicación están ocupados por mujeres, apenas un 20% de los puestos de responsabilidad y decisión están atribuidos a ellas.

La falta de cultura empresarial, la ausencia de voluntad y, hasta en ocasiones, la falta de respeto hacia la mujer, no ha contribuido a modificar el mapa laboral de las mujeres periodistas.

Todos los días del año, pero especialmente en esta jornada de reflexión sobre la mujer y su rol en la sociedad, Mujeres Periodistas del Mediterráneo (MPM), quiere dejar patente:

-         La solidaridad con las compañeras que, a día de hoy y parece que por mucho tiempo aún, siguen siendo víctimas de la discriminación laboral en los medios de comunicación.

-         La denuncia por las trabas que las mujeres periodistas, por su condición femenina, padecen en el ejercicio de la profesión.

-         El llamamiento a las empresas de comunicación para que hagan efectiva la conciliación de la vida laboral, familiar y personal, especialmente en el caso de sus trabajadoras por ser ellas las que, mayoritariamente, todavía soportan la carga familiar.

-         La reclamación a los grupos empresariales mediáticos para que hagan una firme apuesta por la igualdad en la promoción a los puestos de dirección y decisión de sus empresas.

-         La petición a los comités de empresas para que incorporen a los convenios de los medios de comunicación, cláusulas dirigidas a la equiparación laboral y la igualdad salarial de los/las periodistas.

-         La solicitud a los gobiernos para que hagan efectivas las medidas aprobadas por ellos mismos en materia de igualdad, corresponsabilidad y conciliación.

-         El ruego a los agentes sociales para que se produzcan avances en el respeto la profesionalidad de las mujeres en el ejercicio de la profesión periodística.

Al final, la sociedad la hacemos entre todos y de todos es responsabilidad trabajar por una sociedad mejor, digna y respetuoso con la humanidad.

LA NOTICIA NO TIENE HORARIOS, LAS PERSONAS SÍ

Concha Raga

Esta entrada fue publicada en blog. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.